Dones Espirituales

Así también vosotros; pues que anheláis dones espirituales, procurad abundar en ellos para edificación de la IGLESIA1 Corintios 14:12.   Los dones espirituales son regalos de Dios Padre. Regalos que vienen de lo alto, de lo celeste.

«Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.»  Santiago 1:17 RVR1960

Estos son irrevocable,  ¿Eso  qué significa? Que a pesar de tus errores, de tu mal carácter, de tus  Imperfecciones estos no se pueden revocar.

 «Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios» Romanos 11:29 RVR1960. Esto quiere decir, que los dones no tienen nada que ver con la santidad; así que procura ser santo, pues sin santidad nadie verá a Dios, por más dones que tengas. Pero es importante que si ya los recibiste y no los compartes con otros, por más poderosos que sean,  tendrán un alcance limitado. El don que se te ha dado, se vuelve más efectivo cuando lo usas para contribuir con la actividad del don de los demás.

Dejemos de pensar solo en nosotros, dejemos el egoísmo y la envidia a un lado, estas son las armas que satanás usa para que tu don se vuelva inoperable, no prospere, no se multiplique y así desviarte del propósito que Dios ya estableció para ti.

Una de esas armas es la envidia, cuando siempre estas anhelando un don que no tienes, para que no desarrolles el don verdadero que ya se te ha dado. Otra arma que usara es el miedo, para que nunca puedas multiplicar el don que ya se te dio. Porque piensas que eres incapaz y que tú no podrás ser usado por Dios. Entonces estarás minimizando tu don para servir o para envidiar.

Eso que Dios te ha dado, si  lo entregas en las manos de Él para edificar a su iglesia, por más pequeño que sea, en las manos de Dios todo se multiplica. En sus manos todo se hace grande.

¿Qué tienes que hacer? Dale gracias a Dios por ese regalo, no te compares, ni envidies los regalos de los demás, no minimices lo que Dios te dio, porque él no hace cosas pequeñas si no valiosas. Se valiente, a donde él te mande se obediente, no le pongas pretextos, solo di: heme aquí, envíame a mí. Y atrévete a orar por ese enfermo, empieza orar por esos milagros, profetiza, ¡No te detengas!  Y recuerda que ese don es de Dios, ¡Nunca le quites la Gloria!, no te vanaglories, nunca digas yo hice, yo le dije, yo fui, nunca quieras lucirte tú, recuerda solo eres un instrumento, en las manos de un Dios todo poderoso, la Gloria siempre es de Él, el Gran Yo Soy es el que hace todo.

Nunca prostituyas el don que Dios te dio, ¡No lo vendas! No trates de sacar provecho para ti, pues es para provecho de la iglesia, para su edificación. Tú no te promociones, deja que Dios lo haga. No dejes que la gente te siga por el don, haciendo un mini ídolo del don que se te dio, enséñales a que vean a Dios y no al hombre. Enséñales que amen a Dios y no el don, enséñales que amen al que te dio el regalo y no al regalo. No permitas que las palabras lisonjas te atrapen.

Tú solo eres un mayordomo que administra sus bienes, no son tuyos, tú no eres el dueño, ten siempre ese temor de que vendrán a pedirte cuentas. Y si eres fiel en lo poco Dios te pondrá en lo mucho. Y ten siempre presente que tu gozo proviene del Dios Padre y no de la dádiva.

Y por último nunca olvides ejercerlo con Amor. “Procurad, pues los dones mejores. Mas yo os muestro un camino aún más excelente” 1 Corintios 12:31 Ese camino es el AMOR. (Lee 1 corintios 13). Porque de nada sirve tus regalos, si no hay amor. Ejércelos siempre con el carácter de Cristo, con amor.

Anhelamos el derramamiento de su Espíritu en la iglesia, que vengan esos regalos de lo alto, pero mi pregunta para ti es, ¿Estás listo? ¿Hay el mismo anhelo? ¿Están enfocados para un mismo fin, para un mismo sentir? ¿Estás trabajando con la fidelidad? Prepara tu corazón, alineado con el de Dios. Y que te usé poderosamente para que sepan que hay un Dios vivo, que los incrédulos empiecen a creer y que al usarte tú seas un utensilio de honra dentro de su templo y no de deshonra. Créele a Dios y vive sabiamente en lo sobrenatural. Dios te bendiga.

Con amor.

Pastores Vargas.

Publicado en Doctrina y discipulado, Reflexiones en la Palabra y etiquetado , .

Un comentario

  1. Muy bonito tema, y mejor el mensaje que DIOS nuestro señor nos esta enviando. Increíble que parezca y a pesar del mal carácter, a pesar de los errores, DIOS esta aquí con nosotros. DIOS quiere que lo sigamos, él es el camino de la verdad y de la vida, por que es un DIOS misericordioso, solo nos pide que aclamemos a él en todo momento y para toda la vida. DIOS es amor, bondad, guía, dejemos a DIOS nuestro señor dirigir nuestras vidas. Amén, Gloria a DIOS. Bendiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *