Cazando las ZORRAS Pequeñas

Cazadnos las zorras, las zorras pequeñas, que echan a perder las viñas; Porque nuestras viñas a están en cierne. (Cantares 2:15 RVR1960).

Cuantas veces he escuchado, que en el cuerpo de alguien empezó con un leve malestar, pero con el tiempo ese malestar se hizo más grande hasta convertirse en un cáncer.

Así son esos pequeños detalles, cosas que dejamos pasar, pues las vemos insignificantes, pero con él tiempo esos pequeños detalles causaron un desastre,  causaron una gran destrucción.

Las zorras tienen varias características, no ladra, operan solas y en silencio, se adapta a todo tipo de clima, como puede estar en la nieve, puede estar en un desierto, siempre operan en la noche, nunca se dejan ver en el día.

Cuando la Biblia te habla de un animal, tipifica una especie de demonio, con ciertas características. Que vendrán a matar, robar y destruir. Tu eres esa viña, y la biblia, te dice que es una viña en cierne a punto de dar fruto.

Las zorras son esos pequeños detalles, fuera de ti, que querrán venir a destruir tu viña para que no alcances a dar fruto.

Que son esas pequeñas zorras? Hay muchas, el Espíritu de Dios te mostrara cual es la que te está afectando, pero entre ellas puede ser la ira, esa cuando te enfrentas a situaciones donde te sientes atacado , frustrado y sale esa zorra a destruir tu paz, tu estabilidad.

Otra zorra es la envidia, cuando dejas de mirar lo que tienes para empezar a mirar lo que no tienes, estas te llenaran de frustración y amargura, difícilmente vas a dar fruto.

La zorra de los celos, ese sentimiento de competencia de posesión y de control, hacia las personas, objetos u algunas situaciones que piensas que tu puedes controlar, que operan en silencio, pero pueden destruir tu matrimonio, tu negocio, tu ministerio, tu persona.

Cuídate de las Zorras !!! No permitas que se metan a tu viña. Este capítulo de cantares habla de una amor puro, limpio, donde hay admiración, donde hay deseo, pasión, un amor dulce, confortable, que está a punto de dar fruto “….,, Muéstrame tu rostro, hazme oír tu voz; Porque dulce es la voz tuya, y hermoso tu aspecto. (Ver. 14)

Dios quiere escuchar tu voz, el quiere que resplandezca tu rostro, a causa de ese amor, que te hace hacer locuras y decir locuras, no dice , “dile a mi amado que estoy enferma de amor por el”

Pero este amor no podrá dar fruto si no cazas las zorras!! Esos detalles que vemos sin importancia , pero que se van haciendo más grandes, esos detalles que operan en lo oculto de tus pensamientos, y operan en silencio, esos detalles que se adaptan a todo tipo de circunstancias hasta destruir un gran amor.

Tienes que convertirte en un cazador, y las características de un cazador, es que sus oídos están listos,  para escuchar cuando vienen los pasos de cualquier animal, atento a los detalles, y no sueltan su arma, listos para dar en el blanco.

Pon atención a los detalles, empieza a cazar esas zorras se ágil, diligente, perseverante, listo para acabar con todo animal que venga a traer destrucción a tu viña, ponte la armadura, y no sueltes tu arma. No permitas que nadie ni nada acabe con tu amor, no dejes entrar la zorra del desánimo , de la desilusión ,de la apatía, de la indiferencia, del resentimiento , defiende ese amor !! Hasta que se haga tan fuerte hasta la muerte. Dios me los bendiga.

Con amor

Ps. Victor y Berenice Vargas

Publicado en Reflexiones en la Palabra, Sanidad interior y liberación y etiquetado , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *