Cobrad Ánimo, Dios te ha dado una palabra

Cuando oyó Asa las palabras y la profecía del profeta Azarías hijo de Obed, cobró ánimo, y quitó los ídolos abominables de toda la tierra de Judá y de Benjamín, y de las ciudades que él había tomado en la parte montañosa de Efraín; y reparó el altar de Jehová que estaba delante del pórtico de Jehová. (2 Crónicas 15:8)

En el pasaje te enseña que el pueblo cobro animo. Era un pueblo que tenía poco o nada de ánimo. Ellos veían su situación, y no era nada agradable.

Hay situaciones que vienen a nuestra vida que nos hacen desanimarnos, aun siendo hijos de Dios, en Lucas 24, narra cómo los discípulos, después, de conocer, vivir, convivir con Jesús, estaban pasando por un tiempo de desanimo, Jesús fue crucificado, escucharon que había resucitado, ellos discutían entre si, Jésus se les acerca, mas sus ojos estaban velados.

Cuando el desánimo llega a tu vida perderás la visión de los que Dios quiere, y ni siquiera reconocerás que va a tu lado. Hay muchos motivos porque llega el desánimo. Puede ser tu pecado, o el pecado de otra persona, (como le paso a Asa y al pueblo) puede ser tus expectativas (como le paso a los discípulos) ellos tenían sus propios planes, sabían de la resurrección, pero no esperaba que fuera como paso.

Y ese es un gran problema en el pueblo cristiano, cuando Dios te da una palabra, y tú te haces una idea muy lejos de la que Dios tiene. La palabra es la misma, pero los pensamientos las expectativas son demasiado extremos, por eso dice la palabra mis pensamientos no son tus pensamientos.

He aquí el problema cuando la visión de Dios la conviertes en una visión personal, terminaras desanimándote . Los discípulos necesitaron escuchar la palabra de Jesús, para que sus ojos fueran abiertos, y continuarán la visión. El pueblo necesito de una palabra profética para cobrar ánimo. Toda palabra profética, es para confrontar tu realidad, cobrar ánimo, y volver al rumbo.

Toda palabra profética implica un compromiso de tu parte. Dios les dice al pueblo: y salió al encuentro de Asa, y le dijo: Oídme, Asa y todo Judá y Benjamín: “Jehová estará con vosotros, si vosotros estuviereis con él; y si le buscareis, será hallado de vosotros; mas si le dejareis, él también os dejará………Pero esforzaos vosotros, y no desfallezcan vuestras manos, pues hay recompensa para vuestra obra.” (2 Crónicas 15:2 léanlo completo, pues Dios les habla de una verdadera conversión) Dios les da palabra, le da instrucciones, pero que hizo Asa?, siguió desanimado? Se quedo de brazos cruzados? No!!!

Fíjate que hizo Asa:

1- Quito los ídolos abominables. 2- Reparo el altar. 3- Junto al pueblo hizo sacrificio e hicieron promesa: Entonces prometieron solemnemente que buscarían a Jehová el Dios de sus padres, de todo su corazón y de toda su alma; (2 Crónicas 15:12 RVR1960).

Una palabra profética en tu vida implica cambios, implica un compromiso. Implica un nuevo rumbo, implica un nuevo poder para tomar decisiones.

Porque por mas palabra profética y aun te derramen un litro de aceite en tu cabeza, si no hay cambios de nada te va a servir, si siguen los mismos ídolos, las mismas necedades, el mismo mal carácter, la misma rebeldía, la amargura, el resentimiento, falta de perdón, todo aquello que te impide tener una comunión, un altar para Dios, de nada sirve la palabra profética, porque no es una palabra mágica donde las cosas se dan solas. No es algo místico, sino algo tan claro, como que Dios existe.

Si  Dios te ha dado una palabra profética, Dios te está desafiando a tomar cambios, te atreverás a tomar acción como Asa?, arrancando todo altar de idolatría y necedad, para luego hacer un compromiso de buscarlo con todo tu corazón y toda tu alma. Anhelo que cada palabra profética se cumpla, sea una realidad en tu vida, que cobres animo, y puedas ver las recompensas, que alinees tus pensamientos con los pensamientos de Dios, que camines en su visión y no en la tuya. Es tiempo de un renuevo, de nuevos cambios, nuevo rumbo, nueva unción. Y el cambio empieza en nuestro corazón, en nuestros pensamientos, en nuestro obrar, en tu voluntad, o sigues la tuya o en verdad se la entregas y haces la voluntad de Dios, dejas tu mente para tener la mente de Cristo. Dios les bendiga, cielos abiertos para ti.  Dios te ha dado poder para cobrar ánimo, para arrancar y para destruir, para arruinar y para derribar, para edificar y para plantar.  En el nombre de Jesús.

Pastores Víctor y Berenice Vargas

Publicado en Doctrina y discipulado, Reflexiones en la Palabra y etiquetado , , , , , , .

2 Comentarios

  1. Hola a todos buen día saludos a los pastores y a todos que integran tu vida en cristo lo extrañamos muchos ojalá algún día regremos a culiacan le avisamos que la familia ya creció un una bebe mas se llama génesis monserrat y aquí andamos en México pastor Víctor saludos para su familia si me puede mandar su mumero tel. Para marcarle y saludarlo

    Saludos a todos de parte de
    Felipe d Jesús vega montes
    Luz arianna vega cortes
    Maika Ximena vega cortes
    Génesis monserrat vega cortes

    • Gracias por ponerse en contacto con nosotros Familia Vega Cortes, les mandamos por correo los datos solicitados.

      Dios los Bendiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *